Black Friday, black day, black planet

Walid Talidi AmarirEcoFormaciónLeave a Comment

Durante el Black Friday las empresas ofrecen descuentos del 30% aproximadamente sobre sus productos, lo que fomenta el consumismo. Resulta que al ser una fecha cercana a la época navideña, las ventas suelen dispararse y aprovechamos los descuentos para comprar todo tipo de regalos. A pesar de que el 46% de la población ha admitido contar con un presupuesto inferior al de 2020 por culpa de la crisis tras la pandemia de la Covid-19, en este 2021 los españoles gastaremos una media de 242 euros, siendo este, un gasto superior al del año pasado.

Impactos negativos derivados del Black Friday

Logística

La mayor parte de las compras se realizan online con entrega en domicilio. Lo cual, eleva el transporte de vehículos Diesel y por tanto la contaminación atmosférica que estos generan. Por no hablar de la contaminación acústica intrínseca a este proceso logístico. La mayoría de las grandes compañias tienen centros de logísitica especializados en la entrega, centros origen de los furgones de reparto. Estas compañias como Amazon o ALDI, debido a la rápidez de sus envíos, añaden un reparto de camiones desde las fábricas de creación y embalaje del producto hasta las llamadas Delivery Stations dónde se almacenan y distribuyen los productos a toda velocidad. Por tanto, hablamos de miles de kilómetros diarios que recorren los camiones, generando una huella de carbono innecesaria. Todo ello por seguir la estrategia de la inmediatez social en lo que a compras se refiere. Menos tiempo de entrega, menos vida para el planeta.

Plásticos del embalaje

Los artículos que compramos se envuelven en plásticos o en cartones, en el mejor de los casos. Y posteriormente se convierten en residuos. Se calcula que el 91% de los plásticos de embalaje no se reciclan correctamente. Lo cual, incrementa el problema de la difícil gestión de residuos que tenemos en el planeta, pues un gran porcentaje de los residuos acaba en vertederos, contaminando las aguas y el ecosistema en general.

Productos y residuos

Los productos que más se demandan en época de descuentos son los electrónicos en primer lugar y los artículos de moda en segundo lugar. Compramos ordenadores, cámaras y, sobre todo, móviles que sustituyen a los que ya tenemos y pasan a convertirse en residuos que no se desechan correctamente y acaban en los vertederos desprendiendo productos tóxicos como plomo y mercurio. Los residuos electrónicos aumentan un 20 % cada año, y en España, más del 75 % de esos residuos no se reciclan de forma correcta. Como decíamos, en segundo lugar el producto más demandado es la ropa. Compramos más ropa y la desechamos antes. En Europa se generan 2 millones de toneladas de ropa usada al año, de las que solo se revende el 12%. En España, en concreto, se generan al año 326.000 toneladas de residuo textil. Para producir la ropa, el planeta tiene que soportar un mayor consumo de recursos, de materias primas, además de la contaminación producida durante la fabricación. 

Ahora que conoces esta información y eres partícipe, te recordamos que en la App de Hobeen tenemos decenas de retos y hoy te proponemos uno: Trata de comprar únicamente lo que necesites. No compres por comprar. Recuerda que contaminamos con las compras compulsivas y se lo ponemos cada vez más difícil al planeta, que necesita nuestra ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *