Agrivoltaica: la revolución del autoconsumo en el sector agrícola

12/4/2023

¿Sabías que el autoconsumo es también una herramienta potente para la agricultura?

La combinación de la agricultura con paneles solares fotovoltaicos es una verdadera revolución que busca un mayor rendimiento de los cultivos mientras se genera energía sin perder el espacio ocupado por los paneles. Permite producir alimentos y energía en un mismo espacio.

La idea detrás de la agrivoltaica es aprovechar los terrenos agrícolas como sitios para la producción de energía renovable mientras se mantiene la producción agrícola en ese mismo terreno. Permite a los agricultores reducir su grado de dependencia a la red eléctrica general y disminuir el importe de las facturas de luz de su explotación.

¿Cómo se colocan los paneles en un terreno agrícola?

En la agrivoltaica, los paneles solares se instalan de manera que cubran solo una pequeña parte del terreno, permitiendo que la mayoría del área siga siendo utilizada para la producción agrícola. Además, los paneles solares se pueden diseñar de manera que permitan la penetración de la luz y el aire para el cultivo de las plantas que se encuentran por debajo de ellos.

Existen diversos diseños de sistemas agrivoltaicos, como los sistemas de sombreado, en los que los paneles solares cubren solo una pequeña porción del suelo agrícola y los cultivos se desarrollan debajo de ellos, o los sistemas de producción de energía y agricultura combinados, en los que los paneles solares y los cultivos comparten el mismo suelo.

¿Cuáles son las ventajas de esta combinación?

Fuente de ingresos/ahorros adicional

Permite a los agricultores generar ingresos adicionales a partir de la producción de energía renovable y la venta de la misma a las comercializadoras. Por otra parte, en el caso de un sistema de autoconsumo, los agricultores podrán ahorrar en sus facturas de electricidad.

Protección de los cultivos

Los paneles solares pueden actuar como un sombreador para los cultivos, lo que puede ser útil en regiones con climas cálidos y soleados. Son también una protección frente a las inclemencias del tiempo que muchas veces pueden afectar duramente la producción anual.

Optimización del uso de los suelos

Juntar producción de energía renovable y agricultura permite reducir el impacto ambiental al utilizar terrenos que ya están siendo utilizados en lugar de convertir terrenos naturales en instalaciones solares.

Mejora del rendimiento

En el caso de tener paneles amovibles que cambian de orientación en función del sol y de las lluvias permite tanto proteger los cultivos como proporcionar una fuente de agua de riego durante periodos de sequía.

¿Cuáles son los desafíos de la agrivoltaica?

Sin embargo, también hay algunos desafíos asociados con la agrivoltaica. En primer lugar, puede ser costoso instalar paneles solares en terrenos agrícolas, especialmente si se requiere un diseño especial para permitir la penetración de la luz y del aire.

Además, es probable que haya limpiar y realizar el mantenimiento de los paneles con más frecuencia  según el tipo de agricultura que se está desarrollando en el mismo sitio.

Por otra parte, la agrivoltaica es un modelo todavía bastante nuevo y que requiere más estudios a fin de determinar los tipos de cultivos que más se adapatan a ello.

¿Quieres conocer algunos ejemplos?

AgroSolar ha desarrollado diferentes tipos de instalaciones fotovoltaicas que se adaptan a varios tipos de cultivos: cereales, patatas, manzanas, bayas, etc.

El objetivo es aprovechar al máximo la luz del sol para la generación de electricidad, optimizar la protección de los cultivos e incluso mejorar el rendimiento del conjunto del sistema.

Algunos artículos relacionados